Efectos hemodinámicos con esmolol en el shock séptico

por | Febrero 7, 2014

La sepsis y el shock séptico implican entre otros eventos, la activación simpática dentro de toda la cascada inflamatoria y hemodinámica. La consecuencia de la interacción de diferentes mecanismos de respuesta, vías inflamatorias y anti-inflamatorias, determina taquicardia, vasodilatación, depresión miocárdica, redistribución circulatoria, alteraciones metabólicas, etc.

El estudio de Morelli y colegas publicado en JAMA en octubre de 2013 titulado Effect of heart rate control with esmolol on hemodynamic and clinical outcomes in patients with septic shock: a randomized clinical trial y analizado en la web de newsletter enews.sccm.me de la SCCM como “Esmolol para el control de la frecuencia cardiaca en shock séptico” (Esmolol for Heart Rate Control in Septic Shock) trata una de las frecuentes dudas surgidas en el manejo de la sepsis y el shock séptico: ¿es necesario o incluso plausible tratar la taquicardia, siendo esta una consecuencia de la activación simpática, una respuesta fisiopatológica y un modo de compensación para la caída del gasto cardíaco y de la perfusión tisular? ¿Qué efecto tendrá el uso de beta-bloqueantes en el shock séptico?
Si el objetivo del estudio fue controlar la frecuencia cardíaca, tal como parece afirmar el título del análisis de SCCM, sin duda el mismo fue claramente logrado, un resultado por lo demás esperado y lógico, no sólo con esmolol sino con cualquier beta-bloqueante. El uso de esmolol tiene justificación seguramente en su corto tiempo de acción que permite controlar la administación ante cualquier resultado indeseado o deletéreo. Es evidente que desde el punto de vista numérico es probable que el volumen latido aumentara por un aumento del tiempo de llenado ventricular izquierdo. 
Lo que es bastante llamativo y francamente notorio es la diferencia de supervivencia entre ambos grupos, en detrimento del grupo control en el que la misma fue casi de la mitad a los 28 días. Este fue un estudio abierto, sin embargo, por lo que el nivel de evidencia desde el punto de vista métodológico  es bajo y se requiere más estudio antes de sacar conclusiones o aplicar sus resultados. No obstante, podría ser otro hito en la modificación de los paradigmas terapéuticos: La aproximación activa sobre las manifestaciones de la enfermedad, modificando o modulando su ocurrencia e intensidad, más que respondiendo a ellas o incluso estimulándolas. 

http://enews.sccm.me/esmolol-for-heart-rate-control-in-septic-shock/