Corrección de sodio en estados hiperosmolares o hiperglicémicos

por | Septiembre 26, 2014

La hiperglicemia hace que el agua se desplace desde el compartimiento intracelular, lo que lleva a un estado dilucional sobre el sodio. La traducción es una disminución en la concentración plasmática de sodio.

Por cada 100 mg/dl de aumento en la glicemia, el sodio disminuye entre 1,6 y 2,0 mEq/L. En consecuencia el sodio real es mayor que el sodio medido, según la siguiente fórmula:
Na corregido = 145 + (900/100 x 1,8) 
ó
Na real = Na medido + 0,016*(Glic – 100) (fórmula de Katz)

Na real = Na medido + 0,024*(Glic – 100) (Fórmula de Hillier)
Esto quiere decir que en hiperglicemia el sodio real es mayor que el sodio reportado o medido. La App para calcular la corrección según las fórmulas aceptadas está en la pestaña sodio hiperglicemia
Dado que estas condiciones se producen en estados hiperosmolares (hiperglicémicos) no cetósicos es necesario considerar lo siguiente:

  1. La reposición de agua libre debe ser especialmente cuidadosa, porque la recuperación del volumen de las células cerebrales ocurre muy rápidamente en los estados hiperosmolares no cetósicos. 
  2. La insulina lleva glucosa, ¡y agua! al interior de la célula. Esto puede producir o agravar la hipovolemia, por lo que debe evitarse el uso de insulina hasta que se recupere el volumen intravascular. 
  3. La terapia con insulina puede comenzar cuando se corrige el volumen intravascular. 
  4. Es necesario monitorizar estrechamente los niveles de glucosa (cada hora) porque a medida que se corrige la hipertonicidad, los requerimientos de insulina disminuyen.